KWAK

Situémonos en Flandes en 1800, época en la que se viajaba en carrozas por caminos llenos de polvo. Pauwel Kwak tenía una caballeriza, llamada De Hoorn , en una carretera muy transitada que unía Gent con Mechelen (respectivamente Gante y Malinas). En su caballeriza paraban casi todas las carrozas para dar de comer y beber a sus caballos o, simplemente, para cambiarlos. Mientras tanto, los pasajeros tenían tiempo de refrescarse y beber o comer algo.

www.bestbelgianspecialbeers.be

KWAK

Es una cerveza tostada y brillante. Aromas de malta tostada, tierra y regaliz. Un sabor a plátano caramelizado, turrón y un toque afrutado al final.