Primera cata de cerveza porterhouse con nitrógeno en España

Fue en la taberna de L’Artesana, en Oviedo, dónde se organizó el evento, que además sirvió como presentación para los nuevos productos de la cervecera irlandesa Porterhouse Brewing. Contó con la presencia del manager de exportación de Porterhouse: Neil Fisher y  Erik Coene, CEO de Cervebel.
La cerveza se puede consumir tanto en lata, como en botella o barril. Tradicionalmente en la mayor parte del mundo, las cervezas de barril están carbonatadas, lo que significa que contienen dióxido de carbono. Sin embargo, no es el único gas que podemos encontrar en una cerveza; en cervezas tipo porters o stouts, y sobre todo en Irlanda, se utiliza mucho el nitrógeno.

Aun así, las cervezas carbonatadas son lo más habitual, debido a la dificultad de envasado de las cervezas con nitrógeno.
Las nitro-beers suelen envasarse en barriles de acero debido a la gran presión que ejerce el gas. Además, es muy importante regular la presión durante la instalación del barril, para garantizar un servicio óptimo con la espuma correcta.
Las cervezas porterhouse nitrogenadas aportan propiedades especiales a sus cervezas, como son:

  • Menor aspereza en el paladar frente a por ejemplo, una stout carbonatada.

  • Sabor con menor perfil maltoso.

  • Textura cremosa en la boca.

  • Un cuerpo firme, con un sabor redondeado, ligeramente dulce.

  • Una gruesa, cremosa y llamativa corona de espuma, su principal seña de identidad.