Cabezales y conectores de barril

Cabezal, pinchador o conector son algunos de los nombres con los que comúnmente se denomina al equipo que, conectado a la válvula del barril (espadín), permite la entrada de gas (Co2), gas mixto (N2 y Co2) o aire en los barriles y hace que la cerveza ascienda hasta los grifos dispensadores de cerveza.
Los más utilizados en el mercado español son los cabezales de acero inoxidable, que disponen de un mecanismo de seguridad que impide la salida de CO2 cuando el cabezal no está bien conectado al espadín.
Aun así, existen diferentes modelos con cuerpo de latón estañado, niquelado o de acero inoxidable, pero todos los modelos fabrican las partes en contacto con la cerveza de acero inoxidable.

Los barriles pueden tener diferentes tipos de válvulas dependiendo en parte de la marca de cerveza y del país del que provenga. Cada válvula diferente requiere un cabezal adecuado.
Todos estos cabezales Incorporan dos válvulas anti-retorno para un óptimo funcionamiento del sistema de dispensación:

  • Una válvula de CO2 que impide el retorno de cerveza por el conducto del gas.
  • Una válvula de cerveza cuya misión es impedir las fugas de cerveza al desconectar los cabezales de los barriles.

Las características principales de estos tipos de cabezales son:

  • Incorporan dos válvulas anti-retorno, una para cerveza y otra para gas.
  • Superficies con acabados de alta calidad. Muy duraderos y fáciles de usar.
  • Cuidado diseño pensado para evitar la acumulación de suciedad.
  • Múltiples conexiones tanto de cerveza como de CO2. Conexiones rápidas (John Guest) o tipo espiga.
  • Juntas de EPDM aptas para uso alimentario.
  • Desmontaje sencillo para limpieza o mantenimiento.