La Evolución de Brewdog

En 2007, Martin y James, con 24 años y cansados de lagers industriales que dominaban el mercado, decidieron alquilar un edificio en Fraserburgh y gastar todo su dinero en la producción de algunas cervezas.
Su misión principal al empezar con BrewDog era hacer que el resto de la humanidad sienta la misma pasión por la cerveza artesanal como ellos. Y ese es todavía su mayor objetivo.

Tan solo dos años después BrewDog se había convertido en la marca de cerveza artesanal con el crecimiento más rápido del Reino Unido; crearon el sistema de financiación colectiva “Equity for Punk” que les permitió continuar rompiendo los límites y crecer un 200% en la peor de las recesiones.
En 2010 abrieron su primer bar en Aberdeen, su ciudad natal. Empezaron a recoger premios por sus cervezas, y James se convirtió en el empresario del año más joven de Escocia.
Progresivamente abrieron bares en Edimburgo, Glasgow, Londres… empezaron a construir una nueva eco-cervecería y lanzaron “Equity for punks II” recaudando más de 2,2 millones de libras y dando la bienvenida a más de 5.000 accionistas. Lo que les permitió seguir evolucionando y crecer un 200% (¡otra vez!).
Cinco años después de su creación, se mudaron de fábrica a la actual de Ellon. Lo que empezó como un sueño se había convertido en su nueva realidad; Aumentaron sus ingresos un 95% que les permitió abrir seis nuevos bares en el Reino Unidos y recibir a 2.000 Punks en el segundo AGM que realizaban.
2013 fue épico para BrewDog: Recaudaron más de 4,25 millones de libras a través de “Equity for punks III”, batiendo todos los records de financiación colectiva y recibiendo a casi 10.000 nuevos inversores de países diferentes. Abrieron su primer bar internacional en Estocolmo, lanzaron la insólita Jack Hammer y duplicaron el tamaño de su nueva fábrica.
En 2015 ya habían abierto bares en países como Brasil o Japón y habían lanzado 36 cervezas nuevas en 55 países diferentes. Con la cuarta edición de “Equity for punks” también rompieron registros mundiales que les permitió instalar una línea de enlatado en Ellon y abrir el DogHouse en Glasgow. Empezaron los planes para construir la fábrica de Columbus.

En 2016 marcaron dos records mundiales, el primero por la mayor financiación colectiva en la historia y el otro por aparecer durante más años consecutivos en el 100 Fast Track de la revista Sunday Times.
Durante el año el increíble equipo de Brewdog elaboró 82 cervezas diferentes, incluyendo el lanzamiento de Elvis Juice, Jet Black Heart y Born to Die.
Se inauguró una nueva fábrica eco-friendly de 300HL en Ellon y se empezó a construir la fábrica de Columbus. Además, abrieron nueve bares, recibieron a 6.000 personas en el AGM y revolucionaron el mundo de los destilados con la llegada de LoneWolf, su nueva marca de gin.

Todo esto entre muchas otras locuras como; producir cerveza en el fondo del océano, crear la cerveza más cara del mundo fusionando la cerveza artesanal con el arte de la taxidermia, anunciar su llegada a Londres paseándose con un tanque por las calles, hacer cerveza para los juegos olímpicos, grabar un programa de televisión o regalar todas las recetas de sus cervezas al mundo hace de BrewDog la grandísima compañía que es, trasmitiendo muy bien sus valores y revolucionando el mundo actual, tanto el cervecero como el empresarial.