Las latas llegaron para quedarse

Por muchos años, la cerveza en lata ha sido cuestionada en comparación con las botellas y barriles, pero seamos realistas una cerveza tendrá el mismo sabor independiente de donde esté contenida. Hoy en día gracias a la tecnología es posible envasar cervezas artesanas en latas de aluminio sin que éstas pierdan lo que las define: color, aroma y por sobre todas las cosas, sabor. 

Los cerveceros americanos son pioneros en este formato. Según la información de Craftcans.com existen 380 cerveceras que usan latas en cerca de 1.300 estilos diferentes. Pero, ¿Qué los llevó a tomar esta decisión?.

La mejor cerveza artesana es la que acaba de salir de la cervecera. Es aquella cerveza que no ha recibido contacto alguno con la luz y justamente las latas (a diferencia de las botellas) impiden el ingreso de los rayos UV. Cuando una cerveza está expuesta a la luz del sol, se oxida, elimina sus aromas y comienza a tener un sabor “metálico”. En el caso de las botellas se recomiendan que sean ámbar, ya que las transparentes no protegen el líquido y se encuentra completamente expuestas.

Como te comentábamos antes, gracias a la tecnología disponible, el proceso de enlatado elimina completamente cualquier contacto de la cerveza con el aire, eliminando la posibilidad de que ésta se contamine.

El reciclaje también es un punto importante, una lata se puede crear con el 50% del material reciclado, en cambio una botella sólo lo hace con un 20% ó 30%.

La portabilidad también es un punto a favor de éste formato. Ocupa menos espacio, son más fáciles de apilar y además más fáciles de transportar. Incluso hay productores que han diseñado latas que se abren totalmente en la parte superior, simulando ser un vaso.

Las latas de aluminio pueden enfriarse más rápido que una botella. En casa no hay problema en esperar a que se enfríe pero ¿quién quiere esperar a que se enfríe una cerveza en un bar?.

Es un mito que una cerveza en lata pueda llegar a tener un sabor metálico. Quizás esto haya sucedido décadas atrás, pero las técnicas modernas de producción incluyen un revestimiento que eliminan cualquier contaminación o sabores no deseados. De todas formas siempre te recomendamos beber una buena cerveza en vaso para poder apreciar todas sus características.

Referencias de esta nota: www.craftcans.com