Sobre Thornbridge...

Las primeras cervezas artesanas de Thornbridge se produjeron en febrero de 2005 en los jardines de una increíble mansión jacobita.
Jim Harrion y su esposa Emma rehabilitaron completamente la casa, que además de incluir salón de baile, teatro, sala de juntas, piscina y bar subterráneo, también se construyó una cervecería en sus jardines. Todo empezó con un sistema de producción de diez barriles de cerveza de segunda mano.
En tan sólo cuatro años la demanda de sus cervezas creció hasta un nivel tal, que rebasó con creces la capacidad máxima de producción de la fábrica original de Thornbridge. Para conservar la finca, Jim trasladó la fábrica a una planta moderna que se construiría en Bakewell, en el Reino Unido. La antigua cervecera se usa en la actualidad a modo de laboratorio cervecero para experimentar nuevas recetas y crear elixires muy particulares.

Thornbridge destaca por su innovación y experimentación con técnicas poco usuales y que otros muchos otros cerveceros no se atreven a utilizar. Con el tiempo se han convertido en cervezas de gran prestigio con más de 350 premios en el mundo cervecero tanto a nivel nacional como internacional.
Para ellos, la creación de cerveza siempre ha presionado los limites de la tecnología. Por ello, encontraron una manera de utilizarla para aprovechar su pasión por la cerveza. Sin pasteurización o filtración. Manteniendo todas los delicados sabores y los aromas.
La cerveza craft como debe ser. Una combinación compleja de todo lo que hace de la cerveza algo grande.

Actualmente tienen una gama de productos bastante amplia, a continuación, algunas de sus cervezas;

Cargando galería...
 
Para conocer la gama de productos thornbridge distribuida por Crusat, clic AQUI.