¿Cuáles son los beneficios de la lata?

Consumir en lata es cada vez, un hábito más frecuente debido a sus particulares ventajas. Es verdad que, en otros países, su uso está más que adecuado y que la introducción en el nuestro, se está realizando de una forma más escalonada debido a hábitos de consumo en otros formatos.

¿Sabes que beneficios aporta consumir en envases de lata?

  • Bloquea la luz, evitando que se deteriore y pierda sus facultades.
  • Evita la oxidación ya que, gracias a su sellado, el oxígeno no puedo acceder y se mantienen las propiedades del producto.
  • No pierde el sabor y aunque todos conocemos el mito de que una cerveza en lata sabe a metal, la realidad es que diversos estudios afirman que los envases en lata no afectan ni al gusto ni a las propiedades del producto.
  • Se enfría deprisa porque el metal es un buen conductor térmico y mantiene su temperatura durante bastante más tiempo que otros tipos de envase.
  • Es ligera y fácil de llevar a cualquier lugar, ocupando un espacio mínimo para que la puedas disfrutar donde quieras.
  • Es 100% reciclable y mediante un proceso muy simple, por lo que se favorece a cuidar el medioambiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero aún hay muchas más ventajas:

  • Se fomenta la economía circular ya que es el mismo material reciclado, es tratado y puesto en el mercado con un 100% de garantía de calidad.
  • Se fomenta la gestión eficiente de las materias primas al ser un material permanente, lo que conlleva a un consumo energético más bajo.
  • Su forma permite una mayor adaptación a la imagen de las marcas.
  • Es más fácil beber en lata, ya que su apertura, forma y tamaño es ideal para nuestras bocas.

Si comparamos otros tipos de productos y hacemos un repaso en la historia, podemos ver y entender aún más, los puntos comentados anteriormente.

 

En nuestra vida diaria vemos productos de alimentación, de estética, del hogar e incluso de otros tipos de bebida que se envasan en metal y que consumimos con frecuencia.

El envase metal es relativamente joven. Podemos decir que se comenzó a utilizar en la segunda guerra mundial, pues se dieron cuenta que los alimentos se conservaban mucho más tiempo, no perdían propiedades y eran muy fácil de almacenar, facilitando la organización de las provisiones de las tropas.

Actualmente en España 8 de cada 10 envases en lata se reciclan, lo que equivale a un 74% de su totalidad y según la “European Metal Packaging Association” (http://sialenvasemetalico.com/) se ha marcado el objetivo para 2020 de alcanzar el 80% de envases de lata reciclados, lo que supondría un gran avance en la protección del ecosistema.